¡Ay Señor!

¡Ay Señor! Qué locura

¡Bendita sea tu envergadura!

Posee mi alma, líbrame de la envidia,

perdoname por haber pecado

y sacúdeme como a un vil endemoniado.

Porque he sido mala, por ello ¡Pégame!

Porque he dicho tu nombre en vano, ¡Azótame!

Porque he cometido actos impuros ¡Sí señor, castigame!

Porque he codiciado los bienes ajenos, ¡señor que bienes!

¡Antoniaaa saca la basura!

Espera un momento Andrés

que me estoy confesando con el cura

rezándole al señor

por tanto pecado en desmesura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s