Querido ruiseñor

Cántame mi buen ruiseñor

que triste está la mañana,

pues desde que partiste

son añoradas tus serenatas.

Ayúdame a recordar tus colores

que le dan luz a esta mi alma,

pues desde que partiste

se encuentra desamparada.

Quisiera recordar tu ágil aleteo,

volando con brevedad,

tan célico y hermoso

símbolo de libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s