Don dinero

Como el viento raudo

que se expande en segundos,

alcanzaste el poder

conquistando el mundo.

Vestido de oro, metal o papel,

haces del pobre, rico

del honrado, necio.

Desde que nace hasta su vejez

le otorgas al hombre un precio.

Postrado, con la soga al cuello

dictaminas su sentencia,

apretando al pobre,

perdonando al opulento.

Agua, aire, comida, sueño

eres tan vital, como dueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s