De otra forma

h

Y te preguntas:

¿Qué vida tiene el pájaro

si le cortan las alas?

¿Qué vida tiene el pez

si le quitan sus branquias?

A lo que yo le respondo:

Caí, y soy la mitad de la nada

caí, pero aún me queda mi alma.

Ausentes se encuentran mis piernas

soñando volver andar sobre la tierra mojada

corriendo entre las piedras,

sintiendo sus caricias en mi cama.

Pero aún me quedan mis ganas:

de bailar y correr hasta que el sol se esconda

de llevarla acurrucada entre mis brazos

y sentirme embriagado por su aroma.

Y no siento pena

porque lo hago, pero de otra forma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s