Sábanas blancas

sabanas

Aquí nunca hay silencio.
Las enfermeras vienen y van
las máquinas no paran de sonar
y cierras los ojos
porque quieres escapar.

Pero no puedes,
vives entre sábanas blancas
tan rudas como tu enfermedad
y ventanas cerradas,
arrestada con luz artificial.

Y así pasan los días,
deseando que termine
con la esperanza de que lo hará
pero cada vez estas más débil
y tus fuerzas ya no pueden más.

Allí el tiempo es eterno
con sus horas interrumpidas
entre medicamentos
y lamentos sin salida.

Intentas sociabilizarte
con tus compañeros de habitación
pero cuando te quieres dar cuenta
se han marchado a un lugar mejor.

Pero lo peor de todo,
es mirar a la cara de quien mas quieres
y darte cuenta que no se marchará,
eso es sin duda alguna,
lo que poco a poco te matará.

 

Me perdí en ti

A veces me pregunto como he llegado hasta aquí
a no reconocerme en un espejo,
porque la que se ve en el reflejo
no tiene nada de la que fui.

Mis sueños, mis ganas de volar
Tanto he cambiado contigo
que ya no me sale ni reír,
sin embargo, no paro de llorar.

Quizás puse demasiadas expectativas,
quizás te quise demasiado,
te antepuse a cualquiera
y me he quedado con un corazón lisiado.

No voy arrepentirme de lo sucedido,
porque contigo aprendí
que para poder querer bien
primero he de centrarme en mí.

No hay buenos, ni malos
solo malas decisiones
y en una pareja,
ambos han de querer
en al menos dos direcciones.

Quizás opuestos, quizás no

Señorita perfección.
Ella que siempre lo tiene todo controlado
camina por la vida entre sueños enfrascados.
De carácter fuerte, lucha por lo que quiere
y ama como un tren descarrilado,
entregándose en cuerpo y alma
pero no se ciega ante el engaño.
Cuando la hieren, cose su corazón
con hilo de “esto, se ha acabado”.

Señorito encantador.
Al que nunca parece afectarle nada
pues regala su sonrisa a cambio
de golpes en su espalda.
Dueño del aire y del tiempo sin horas,
conquista mujeres pero no las engaña
pues cuando ama, AMA
con el respeto y la admiración
que merece cualquier dama.

Ambos se conocieron y fluyeron cual flama
las piezas perfectas de un puzzle
que encajan sin que tengas que hacer nada,
aún siguen sorprendiéndose
porque pasados los años,
siguen queriéndose
y bailando en cualquier playa.

Desaparezco entre tu piel

Es el roce de tu nariz lo que me mata
cuando sube por mi tripa y llega a mi pecho
pues es a partir de ahí donde me desarmas,
acariciándome levemente en mi cuello.

Pero son tus besos anclados
en el puerto de mi boca
y tu lengua el cabo enroscado
alrededor de mi noray,
lo que hace que no quiera
que te marches
para poder enseñarte lo que hay.

Porque si rozas tu cuerpo con el mío
se alzan las olas del placer,
porque si echas el ancla,
yo, desaparezco entre tu piel.

Alzo la voz

Alzo la voz
Porque estoy cansada que día tras día se escuchen disputas gubernamentales como si de patios de colegio se trataran y que aquellos que dicen tener el poder de cambiar el mundo, que miran por los intereses de los ciudadanos, puedan reírse en nuestra cara mintiendo, robando y ocupando puestos que no se han ganado.

Alzo la voz
Porque hoy es más importante los videos, actos, e imágenes chorras que los que son realmente necesarios, haciéndose virales en las redes y última moda para la gente. Porque lo más top de los programas de televisión sean los reality shows, dando de comer aquellos que no hicieron nada para ser famosos. Y a ello sumo los número uno en canciones denigrantes hacia la mujer, carentes de sentimiento, letra y transcendencia, que son “bailonas” pero rozan la ordinariez, que no cantan balbucean y enseñan menos uno a los jóvenes de esta época.

Alzo la voz
Porque los jóvenes talentos tengan que salir fuera de su país para ser alguien, que no se brindan suficientes oportunidades a aquellos que no tienen experiencia curricular porque se han tirado todo ese tiempo estudiando o por aquellos que llevan años siendo fieles a una empresa y son despedidos, pero que no tienen nada que hacer porque YA son demasiado mayores. Porque ahora no te enseñan un trabajo, tienes que nacer enseñado. Ya no vale una destreza, tienes que ser el dios personificado.

Alzo la voz
Por aquellas personas que son desalojados porque no tienen trabajo y no tienen para pagar los recibos o a todos los que pagamos pero que nos suben los impuestos pero no los salarios. A los empresarios que para empezar tienen que pagar más de los ganado. Por los jubilados, que con su pensión tienen que pagar lo suyo y lo de sus hijos y que otros como los políticos, vivan desperdiciándolo.

Alzo la voz
Por un mundo de locos, donde reina la violencia y la depravación. Los atentados, el bullying, la violencia de género, la desaparición de personas, los asesinatos, los robos, los atropellos que existen, porque no hay castigos ni consecuencias a dichos actos. Por los que magnifican todo lo que se dice o se hace, criticando absolutamente todo. Por lo mucho que se dice pero lo poco que se hace. Por la falta de valores que sin ellos, somos peores que los animales.

Alzo la voz, porque me duele y me cansé de quedarme callada.

6-0

sofa

Y me convierto en niña de nuevo cuando me encuentro entre tus brazos, entrelazada en tu cuerpo y jugando con tus pies arropados con la manta en el sillón en una tarde de sábado. Sumergida en tu cuello, busco inocentemente quererte y mimarte. No sé como lo haces pero aunque yo voy ganando en este juego, termino perdiendo puntos cuando me sonríes, y quedamos seis a cero.

En tierras de Alidor. Parte 2

piratas

Tras varias horas de camino
han llegado al fin a la ciudad
de barrios sombríos,
y calles sin asfaltar.

En una gran avenida
de maleantes borrachos
y hombres casados
con mucho que callar,
caminan nuestros piratas
buscando a alguien a quién robar.

Diez jarras de licor
se han bebido
los valientes
de la mar.

Acompañados
todos ellos
de mujeres
de buen dar.

¡¡Arriba pon las copas
que tenemos que brindar
los piratas somos libres,
símbolos de libertad.

¡¡Alza el vino hermano
que debemos celebrar
las victorias conseguidas
y aquellas que vendrán!!

Mientras todos cantaban
el Capitán Furia logró robar
el mapa que tanto ansiaba
y que custodiaba un general.

Hombre lleno de pelo
grande como un gigante
de nombre se dice llamar,
Alcaráz, el guante.

Qué infortunio el suyo
que justo fue a vomitar
a las botas del superior
que pronto le hizo apresar.

Fuertes barrotes
no le dejan
al pirata
escapar.

A los demás,
un historia
los han contado
las mujeres
de aquel bar.

Hubo una conquista
en las tierras del Zarzal
un pirata valeroso,
apuesto y de armas tomar.
Consiguió la llave del tesoro.
Ese, que aquí enterrado está.

Dicen que es peor que la furia
de mil leones hambrientos.
más cuentan otros,
que es tranquilo
pero siniestro.

Gracias a aquellas palabras
sabían de quién se trataba
pues eran inconfundibles,
todo pirata lo envidiaba.

En las mazmorras del centro
entraron los cuatro.
Elixir de amor
para los carceleros,
sirvientes a merced
de los aventureros.

Abrieron las puertas
exigiendo lo suyo,
más salió corriendo
el capitán
rápido como el viento,
no se iba a quedar
ni un minuto allí dentro.

¡Sois estúpidos e incultos!
¿no sabéis leer pedazo ineptos?
Grandes son los carceleros
con muchas ansias de poseernos
no nos queda más que huir
o luchar contra ellos.

¡No quiero ser
carne de sus deseos,
una gota y no cientos.
Anda que distéis a uno,
a treinta fueron nada menos!

Mirar como miran
escalofríos me están dando
aquí os quedáis
que yo me voy marchando.

Algunos
por los pelos
no fueron
gozados.

Más las
espadas
todos ellos
con ahínco
levantaron.

Dos desafortunados
murieron en combate,
tres decidieron unirse
y emprender el nuevo viaje.

 

En tierras de Alidor. Parte 1

piratas2

Cinco barcos de piratas
navegando a estribor.
Tienen como destino,
el tesoro oculto
en las tierras de Alidor.

Luchan, van luchando
batallando con fervor,
entre cañones y espadas
hay un pirata observador.

Capitán Furia
se dice llamar,
por su maquiavélica templanza
y su forma de conquistar.

Con catalejo en mano
divisa en su frente
aquello que los demás
no advierten.

Cuán oscura es la mar
que amenaza los navíos,
que ni el más fuerte de los titanes
alcanza la gloria,
pues dos de ellos ya han caído.

No es el fuego
ni las armas,
son las garras de esas aguas
que te engullen sin piedad.
Más no hay temor alguno
para aquellos que es rival.

Cambio de rumbo
orzan los veleros,
van cayendo hombres
como la lluvia
en el mes de enero.

Aguas claras,
vientos amainados
van abriéndose paso
los más apremiados.

No tengáis prisa
compañeros
dejad que arrimen sus navíos
pues no sabemos que se esconden
tras las piedras del desvío.

El ruido de la suave brisa
y el chocar de las olas
los mantienen expectantes
y victoriosos a los que asoman.

Más un crujido ensordecedor
paraliza las aguas
a unos escasos metros de tierra
empiezan a salir
las míticas Balsabas.

Son pequeñas criaturas
de gran belleza y esplendor,
de etéreas formas
que la muerte guardan en su interior.

No hay grillete que las atrape
ni arma que las mate,
solo una mirada
y estas muerto al instante.

¡Cerrar los ojos incautos
o no llegaréis a la orilla,
no os dejéis seducir
y remar por vuestra vida!

Atrás, los débiles se van quedando.
Tan sólo cinco hombres
han conseguido pisar tierra firme
pero su camino, aún no ha terminado.

 

Daga de los Borges

daga

Maravillado os encontráis
por semejante daga,
de las tierras más altas procede
allí donde los reinos acaban.

Dicen que elige a quién la toma,
que le otorga la fuerza de mil bestias.
Acercaros, pues parece que os reclama.

¿Podéis sentir como arde?
¿Podéis ver los destellos de su alma?
El poder que se os ha concedido,
es para matar a los Ampalas.

Ahora sois el rey,
dueño, señor de la comarca.
¿Qué haréis pues,
libraréis al fin la batalla?