Carta a Rocío

42-19931454_1024x1024

 Ha llovido desde entonces…
cuando me cogiste de la mano
y me juraste estar ahí por siempre.
Juntos, tranquilos, sin miedo,
sonriendo,
tumbados en el césped.

Quince primaveras
fuimos amigos y confidentes.
Pero llevo sin saber de ti
pasado los veinte.
¿te habrá ido bien o te habrá ido mal?
Sea como fuere, necesito verte.

Aún recuerdo como te separaron de mí
te apartaron de mis manos
porque yo era inmigrante.
Y esos malnacidos,
por dejar que me quedase,
le dieron un tiro a tu padre.

No sé porque te escribo esta estúpida carta
seguramente no te llegue,
pero tengo la ridícula esperanza
de poder volver a verte.

Seguramente estés felizmente casada,
con algún niño en tu vientre
o ejerciendo de maestra
te imagino… y sonrío orgullosamente.

Señor, espero que lo recibas
porque vuelvo a casa en Septiembre.
Si quieres quedamos a las once
en el lugar en el que tu y yo,
compartíamos el alma… y la mente.

Continuará…

 

2 respuestas a “Carta a Rocío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s