Carta a Adiel

Querido Adiel
que bueno que escribiste,
me alegra saber de ti
y espero tu llegada,
tranquilo que estaré
en el lugar que me dijiste.

No estoy casada
y no soy profesora,
una vez conocí el amor
y por ello soy madre ahora
pero mi marido me dejó,
murió de una enfermedad
dejándome con mis niños sola.

Años tardé en recomponerme
pero al fin logré estar bien,
ahora vivo con mi prima Irene,
aquella que le faltaba tiempo
para ir a verte.

Añoro nuestras risas
y las conversaciones,
que ganas tengo de chincharte
como lo hacía entonces.

Continuará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.