Utopía

Acabada la sentencia y
frente al estrado
una mujer dijo llorando:
¿Y se irá sin más?

A pesar de las evidencias
y el pecado cometido
ahí, es donde renace la cruda realidad.

Donde el mundo que creemos conocer
es una mera utopía de lo que realmente es.
Donde los delincuentes andan libres
mientras los humildes son presos del gobierno
pagando y sirviendo a su ingrata merced.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s