Dejé de ser planeta

En la inmensidad de la oscuridad
apareciste para iluminar mi universo
siendo la estrella,
la fuente de mis deseos.

Tan necesario y vital
que durante mucho tiempo
me hiciste feliz,
pero según pasaron los años
hay algo que aprendí.

Que las estrellas no se mueven
y siempre era yo la que orbitaba
alrededor de ti.
Al final, me cansé de ser planeta
y decidí pensar en mi.

LGBT

orgullo gay

El amor, el cariño
no tiene forma ni color,
no entiende de sexos
ni de prejuicios absurdos,
no juzga ni maltrata,
ni mucho menos odia
porque no tiene cabida,
no tiene lugar para la ira.

Así que dime
el porqué de esa actitud,
si el amor no hace distinción
¿Por qué lo haces tú?

Para todos aquellos que son maravillosos siendo como son, luchar.
Para los demás, odiar menos y querer más.

Abuelas en la mar

abuelas en la mar

Dos mujeres de edad bien avanzada
llevan en la playa desde bien temprano,
tumbadas al sol vuelta y vuelta
deciden levantarse y pegarse un baño.

“Ten cuidado Marisa
con las medusas,
que no llevas gafas
y siempre confundes
las bragas con las blusas”

“Mira, ¿será posible?
Que estoy ciega dice…
pues hermosa,
no soy yo quien confunde
al butanero con su esposa”

Ambas se miran y ríen sin parar,
nadan y bucean
como delfines en el mar.

“¡Juliana!
¿A que no sabes
lo que he tenido en la mano?”

“Si, una idea me hago…
por la cara que ha puesto el cura,
has confundido su barra de pan
con lenguado”

No me hagas culpable a mi

congo

Me vienes con nuevas historias
de injusticias y penas
donde la libertad se ve condenada
en aquellas tierras.

Sufren,
¿te crees que no lo sé?
Pero, ¿Qué culpa tengo yo de su sufrir?
Si los matan y los violan,
no me hagas culpable a mi.

No miro para otro lado
porque ayudo en lo que puedo aquí,
me tocó vivir esta vida
yo no lo elegí.

Yo no tengo el coraje
que tu tienes para salir y partir
enfrentándote a esos hombres
entre guerras y fusil.

Asi que te pido por favor,
que no me hagas culpable a mí.