Papá, ¿Por qué a mí?

t

El silencio…me gusta.
Me da paz y tranquilidad.
Estar sola…
no me importa el lugar.

De repente suena la puerta,
le oigo entrar,
mi cuerpo se tensa,
me avisa de que
ya, está detrás.

Se aproxima a mi cama
y me acaricia la pierna,
“ Hola cielo,
juguemos
a la gallinita ciega”

Apaga las luces
y me tapa los ojos,
se inclina sobre mi torso
me besa y entra,
ya soy demasiado grande para jugar
pero no parece importarle
pues cada vez aprieta más.

Después de que ha terminado
me dice que no se lo diga a mamá,
que es el secreto que tiene una hija y su papá.

Pero tengo quince años
y ahora sé como funciona el mundo,
los padres no hacen eso
ni por un segundo.

Y yo me siento enjaulada,
gritando se encuentra mi alma
porque quiere salir de aquí
pero tiene miedo, está marcada.

¿Y cómo hago para sentir?
Sentirme cerca de alguien
sin que quiera huir.
Sin que sienta vergüenza,
no debería de ser así.
La persona que más quiero…
Papá, ¿Porqué a mí?

3 comentarios sobre “Papá, ¿Por qué a mí?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.