No abras

La pobreza se hace presente
la impotencia desgarra sus mentes
el llanto, el miedo,
la incertidumbre, el cariño marginado
las ganas que gritan:
¡quiero verte!

¿Porqué se ha de elegir?
¿Porqué se lucha sin armas?
¿Por qué no se reparte más la suerte?

La espera, el silencio,
la desidia, el abandono,
a la puerta llaman,
no abras…
pues es la muerte.

3 comentarios sobre “No abras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .