En una aldea de Castilla

Cuatro mil hombres lucharon en batalla
por una guerra de hambre y desdicha,
cuatro mil almas atormentadas
en una recóndita aldea de Castilla.

¡Qué bestia más inhumana 
osa cortar cabezas y matar vidas!
¡Qué bestia más atroz
que manda ahorcar niños y violar niñas!

Con desmesurada pena llora la luna 
al ver semejante agravio 
pues no alcanza a entender el porqué
hay hombres que necesitan tanto.

Compungida y dolorida 
acoge a los inocentes en sus brazos,
tiñéndose ella de rojo por la sangre
que han derramado. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .