Dualidad

La dualidad del ser humano, hombre y mujer. Una búsqueda constante e inconsciente del otro para completarse, para ser. Ser uno y no una parte, una mitad. ¿Acaso no se puede vivir sintiéndose completo de forma independiente?Sí, si que se puede. Una persona tiene la capacidad de encontrar la paz interior, de sentirse sosegada sin necesidad de que nada le perturbe, sin la necesidad imperiosa de estar con nadie. Entonces, ¿Cual es la razón de su búsqueda?¿Instinto animal?No del todo correcto, es más bien supervivencia. Estamos hechos para sobrevivir en la naturaleza y para ello necesitamos de ambas partes, cada uno con sus cualidades. Una vez gestionadas las necesidades personales que impiden que el ser se convierta en lo que es, el individuo por sí mismo puede ser en todo su esplendor pero siempre tendrá esa pequeña parte que le hará buscar su mitad. Porque se vive mejor si se comparte el camino, si se gestiona como unidad, pero para que eso se dé de forma funcional, hay que aprender primero a ser para no cometer el fallo de caer en la lucha por cubrir la necesidad y en la necedad de querer cambiar al otro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.