Hay días

Hay días
que todo parece estar en tu contra
que por mucho que te empeñas
siempre ocurre algo
que te toca las narices y te enoja.

Se te cierran puertas
abres otras,
y cuando vas a entrar
un estacazo… es lo que toca.

Te levantas y sigues
buscando la salida
y cuando parece que todo esta bien
Game over, fin de partida.

Hasta el tiempo
parece no querer quedarse
lo que otros días se hace eterno
hoy, se va tan rápido como un sueño.

Así que mejor me voy a dormir
a ver si mañana
me dejan de vivir.

Los gigantes no caídos

batalla

Tengo el cuerpo magullado
y el alma compungido
por una tiránica y estúpida creencia
de los gigantes no caídos.

¿Y venís a pedir explicaciones?

Decidle al que os manda
que cuando en tierra de soldados
se hallen bajo espadas
luchando mano a mano
y no entre almohadas,
cuando sean golpeados
pisados por cientos
y le maten a quien más aman
sin que puedan hacer nada,
entonces señor,
se ganarán mis respetos
y hablaré con ellos
pues sólo con las manos manchadas
llegarían a entender la crudeza
de un mandato
que se ha llevado cien mil almas.

La pieza que nunca encajó

Soy, la pieza que nunca encajó en el puzzle
la que huye de estereotipos impuestos,
de modas absurdas,
de posturas y pensamientos extremos.

A mí,
nadie me dice cómo he de gestionar mi tiempo
si voy despacio o voy lento,
si hago las cosas al derecho
o simplemente me pierdo.

Me da igual ser una más
no nací para ser parte de la sociedad,
nací para ser feliz siendo lo que soy
en mi elemento.

Y si no te gusta
empieza a crear tu propia historia
porque si andas criticando lo que hago
es porque nunca pudiste
ser feliz en tu propio cuento.

Notas aparte

Historia-de-las-notas-musicales

Perdida entre notas
de un compás aparte,
añorando la melodía
que tocábamos sobre el aire.

Me sumerjo en una obra
del séptimo arte
pero echo de menos
ser corcheas
sin intención de ligarse.

Jugar con los ritmos
Arriesgar con los acordes
Todo un pentagrama
de figuras musicales.

Nuestra referencia fue La clave
que nos mantuvo en nuestro lugar
¿Qué paso?
Nadie lo sabe.
Siempre te recordaré
Aquí, allí y hasta en Marte.

¿Quién sois?

¿Quién sois?
Niña de dulce cara
que mancha su belleza
con la tristeza disfrazada.

¿Por qué sufrís?
Pues parece que tenéis el alma dañada
cual canción sin ritmo y melodía,
que no son más que notas mal tocadas.

No lloréis,
me desalienta vuestro pesar.
No entiendo como antes de florecer
te has llegado a marchitar.

¿Quién apagó vuestra luz?
Dime,
¿Por qué te escondes tras el cristal?

Ahora entiendo….
Mi reflejo no puede hablar.
Esa niña es la que fui,
alguien que llegué a olvidar.

Un viaje en Kayat

Había una vez,
dos amigas mayorcitas
que aburridas de lo de siempre
decidieron dar una vueltecilla.

Andar para qué
mejor ir en kayat,
pues querían ir a ver
las playas que ocultas están.

Era su primera vez
y estaban emocionadas,
escuchaban al profesor
o más bien le “admiraban”

Ponte tú delante y yo detrás…
¡¡Espera!!No apartes la canoa
que me voy a matar.

Que no aparto la canoa,
que se va sin más…
Uy si que se ha hundido.
Yo, no digo ná.

¿Estás queriendo decir algo?
Porque si es así…

¡Cuidao! Que me voy a espatarrar.
¡Pero no te alejes de la orilla
que me vas a desvirgar!

Si claro a esta edad,
no te flipes María Antoñeta
que de virgen no tienes
ni la etiqueta.

Ya estamos tardando
que hay que ir detrás del profesor
y míranos aquí
siendo un Picasso a color.

Las amigas se dispusieron a navegar
pero había demasiada falta de coordinación.
Fueron derechitas a la mar,
fuera del grupo de iniciación.

¿Pero se puede saber que haces?

Como no remes bien te vas a enterar,
te voy a pegar un estacazo
que de la propulsión del golpe
vas a llegar.

Izquierda, derecha
hacia un lado y hacia otro.
Izquierda, derecha
¡Me acabas de mojar to’ el morro!

No te rías que te tiro,
que por culpa tuya
tengo agua,
hasta en el canalillo.

Si de por sí rema mal
ahora pierde fuelle.
¡Señor dame paciencia!
Que nunca vio a Espinete.

Tras risas incesantes
lograron llegar a las playas,
lo único que lo hicieron
empapadas y exhaustas.

Bendito sea, que sofoco
Me tengo que buscar otra amiga
Que aquí lo hago yo todo.
(Dijo riéndose)

Mira que te cuenteeee.
Yo aquí me bajo.
Dimito,
que me lleve la corriente.

Hay medusas,
me da igual
total si sigo contigo
me vas a matar.

Exagerada,
sube que hay que regresar
verás como ahora lo hago genial.

Nada no había manera,
terminaron la jornada
agachadas,
como dos abuelas.

Mira nos tiemblan las canillas
Uuuuy que láaaastima
Esto ni con vitaminas.

Por dios,
me he quedado con la postura del motociclista.
No puedo hacer el giro de acelerar
ni tan solo una pizca.

Cuando llegue a mi casa
le voy a decir al chinche de mi marido
que como me toque la carrocería
va a fregar platos
hasta el final de mis días.

¿Qué cantas Lucía?

¿Qué cantas Lucía?
Pues una canción a mi chichota
a ver si quiere dejarme
para irse con otra.

Dice así:

¡Ay! Chichota jodía
Para que…
Para que te quedaste
Si no te quería.

Adiós te digo con verde,
Adiós te digo con ejercicio,
Adiós, no quiero volverte a verte
Vete, que no entro en el vestido.

Si tú te fueras con mi cuñada
y a mi esbelta me dejaras,
prometo darle dulces y panceta
para que crezcas feliz y saciada.

No tengas pena,
que a mí no me da ninguna.
Piénsalo,
estarás en el cuerpo de otra mujer
llenita de fortuna.

Tú como yo

Tú como yo:
Te equivocas y lo sientes,
sabes pedir perdón o no
pero al menos no mientes.

Te caes pero te levantas
y al minuto siguiente,
te ríes de lo ocurrido
o al menos no te arrepientes.

Con tus idas y tus venidas
siendo a veces dragón
y a veces ave inocente,
pero siempre
queriendo el bien
para toda tu gente.

Brújula con aguja,
camino sin horizonte,
a ti no te importan
más que las huellas
que dejas y que no son
de ningún ser viviente.

Únic@, un producto excelente
que no lleva etiqueta de devolución
sólo la de cinco estrellas
calidad para el cliente.

Quien quiera que esté contigo,
quien quiera que te llegue a conocer,
lo sabrá porque yo lo he visto:
TIENES TODO LO QUE HAY QUE TENER.

Marc Anthony- Muy dentro de mi

Para los que piensan que no hay motivos por los que vivir y piensan que viven en mundo hostil, pensar que si alguien en el planeta es capaz de escribir y componer de esta manera que hace que te remueva por dentro, elevarte y hacerte sentir, es que el mundo no es tan malo. Los sentimientos no vienen de la nada y la música nace de la vida, por lo que la representa en cada una de sus notas. Si sientes lo que alguien escribe o canta, si te pone los pelos de punta, si lloras o sonríes al escucharlo…estas VIVIENDO uno de los bonitos momentos que tenemos al estar vivos. Aprovecha y vive, siente que ya tendrás tiempo de dejarlo de hacer cuando la vida llegue a su fin.