Qué triste está el castaño

sativagrande

Qué triste está el castaño
pues ninguna flor en él florece,
van pasando los años…
no da la vida, solo envejece.

Cuan grande es su follaje,
creció y quiso ser para cobijar
más no parece que la vida quiera
que este árbol pueda alimentar.

Qué triste está el castaño
pues ningún fruto en el crece,
más él sigue esperando algún cambio
que le de sentido,
que le complete.

El tiempo

El tiempo…
peculiar magnitud física
que maneja las agujas
que dictaminan nuestras vidas,
que nos hacen ser hoy
y quizás algún día.
Nacemos y con él,
durante toda la travesía.

Creemos poseerlo
cual sueño en la noche,
de duración infinita,
más es una mera ilusión
pues se acaba
cuando llega el día,
más pronto
de lo que imaginas.

El tiempo no espera,
no entiende de paradas
por eso cuanto más hacemos
más tiempo perdemos
y siempre estará bien,
si hacemos lo que queremos.

Písale el freno

BLOG-DIA-MUNDIAL-CANCER-DE-MAMA--940x480

Creo que no debe haber un día contra el pecho de mama, pienso que todos los días debemos celebrar la cantidad de mujeres que salen de esta situación y deberíamos brindar por todas aquellas que luchan como buenas jabatas a pesar de la recidiva y el sufrimiento. Esta poesía va por todas ellas:

A ti
que sufres en silencio,
un día despertaste
y allí estaba
sobre tu pecho.

A ti,
que no le dejas quedarse
que luchas
para desarmar
el nido que te ha hecho.

A ti,
que plantas cara al miedo
a la incertidumbre
y a que te mate por dentro.

A ti,
amiga y mujer
que soplas más que los vientos
no le dejes avanzar,
písale el freno.