Te quiero, Abuel@

Marginados como la peste,
dados por perdidos,
se encuentran las almas
de los que un día fueron hijos.

Por todos vosotros.

Y hoy tendré que decirte adiós
porque decidieron que no debías vivir
¿como le hago yo para seguir
cuando desearía que estuvieras aquí?

Te arrebataron el derecho con el que naciste
solo porque no hay suficientes respiradores
y ahora me toca llorarte…
¿que hago yo con el vacío que dejaste?

Prescindible,
ahora eres prescindible
cuando siempre luchaste por una vida mejor
cuando los impuestos te ahogaban
y el estómago te gritaba de dolor.

Toda una vida trabajando
para que ahora digan que no lo mereces
No es justo,
no es justo que te aparten de la gente que quieres.

No pude estar contigo
decirte lo mucho que te quiero,
no pude abrazarte y darte abrigo
solo pude rezar porque al día siguiente
siguieras vivo.

Y hoy, aquí estoy
diciéndole al viento que te envíe mis palabras
porque no me dejan despedirme
ni hacerte un funeral como dios manda.

Así que entre lágrimas abuel@
y con el corazón dolorido
espero que descanses en paz
Te quiero,
hasta el infinito.

Conjuro de notificación

Un conjuro te voy a hacer
a ti esposo, de amor eterno
pues no hay galán más bondadoso
ni aquí ni en mundo entero.

Cuatro hojitas de azahar
para que el cinturón te puedas estrechar,
cuatro hojitas de laurel
para el poco pelo que queda en el.

Abracadabra pata de conejo,
abracadabra por fin vas a ser abuelo.
Si no te lo dije, es para que no mates al yerno

Abracadabra pata de renos,
abracadabra no mates al mensajero
que el daño ya esta hecho, ¡Mira un pelo menos!

Tu voz

sing

No te conozco
y sin embargo puedo sentirte
pues la pureza que hay en tu música,
en tu corazón, no es ilegible.

Simplemente con tu voz
haces que se me erice hasta la razón,
me haces humana
y los miedos… toman otra cara.

Eres mi refugio,
los abrazos y caricias que no tengo
dispuestos en dulces tonos
que me hacen soñar que yo también puedo

Y aunque no pueda verte
agradezco poder escucharte
y sentirme por un minuto
tan especial y querida
como cualquiera de este mundo.

No abras

La pobreza se hace presente
la impotencia desgarra sus mentes
el llanto, el miedo,
la incertidumbre, el cariño marginado
las ganas que gritan:
¡quiero verte!

¿Porqué se ha de elegir?
¿Porqué se lucha sin armas?
¿Por qué no se reparte más la suerte?

La espera, el silencio,
la desidia, el abandono,
a la puerta llaman,
no abras…
pues es la muerte.

Era plenamente consciente

Era plenamente consciente….
Caminaba deprisa
con las horas ocupadas
pero su problema
estaba ahí latente.

Los malos infortunios de la vida
la dejaron con mas tiempo del que quiso
y fue ahí cuando vio
al monstruo que se escondía bajo su abrigo.

Era plenamente consciente….
Pero fue en ese momento cuando se fijó
que tenía muchos más dientes
Lloró,
al darse cuenta de lo que tenía enfrente.