Publicaciones

Se ha apagado una vela

Photo by freestocks.org on Pexels.com
Se ha apagado una vela
en el centro de todo mi ser, 
una bellísima luz que iluminaba mi alma,
la luz que me vio crecer. 

Ya no estaré completa,
ya la misma no volveré a ser
pues una huella ha dejado 
imposible hacerla desaparecer.

No me pidas vida que vea de 
la misma forma que ayer
pues mi corazón ha perdido su brillo
y por mucho que quiera
ya nada será igual sin esa vela
que fue mi razón de ser.

Mucho compartido,
Mucho cariño que no llegarás a comprender
fue mucho en mi vida
y ahora ya... 
ya se fue para no volver. 

Me pueden las ganas

Me pueden las ganas de llamarte,
de salir en tu busca para compartir contigo
aunque sea sólo un instante.

Me pueden las ganas de soltarte una chorrada
para que nos riamos como solíamos hacer antes.

Me pueden las ganas de querer besarte y abrazarte,
de decirte lo mucho que te quiero
en el idioma que sólo nuestro cuerpo sabe. 
Pero no pretendo molestarte…

Esta vez, me quedaré con las ganas
porque prefiero respetarte 
que decirte adiós y tener que olvidarte. 

Lucha de poder

Vos sois un incauto si de verdad que creéis 
que yo señora y dueña de estas nuestras sábanas 
va a consentir que usted señor del gran sofá 
vaya a robarme de un tirón lo que me corresponde por premura. 
¡Deteneos o decidiré usar mi arma!

¡Ay mi bella dama!Reina de mi reino,
bajar la almohada pues no os estoy robando absolutamente nada, 
Sólo tomo por prestado la parte que me corresponde 
y que usted tan egoístamente bajo sus posaderas aguarda.

¡Salir de aquí vil bellaco! Llegasteis tarde.
Quedaros en vuestro reino pues bien me hicisteis saber 
que estabais muy acomodado en vuestro sillón, 
no teníais frío me decíais y 
¿ahora pretendéis quitarme lo que es mío?

No quiero quitaros nada, 
quiero yacer con mi bella dama 
y deleitarla de besos y carantoñas bajos nuestras sábanas. 
Quiero agradecer lo buen esposa que sois 
y el día tan sufrido que habéis tenido 
pero para eso he de coger mi parte, mi buena señora. 
Venir que os de un anticipo de lo que mi alma os adora.

(Un rápido beso y un giro afortunado)

¡Malnacido! ¡Levantaos y quitaros de encima las sábanas! 
Embelesáis cual Don Juan pero mañana mi señor
sufriréis mi cruel venganza 
pues no sabréis lo que vais a comeeeeer….no
quizás un plato de pollo o quizás la lengua te eche a arder.

No fueron suficientes

Nunca serán suficientes los besos que te dí 
o los abrazos que siempre tuvimos.
Se nos quedaron cortos los momentos en los que las dos reíamos por tonterías
y en los que yo te incordiaba y tu me reñías.
Se nos quedaron cortos….
No fueron suficientes los llantos que compartimos juntas
ni el apoyo que nos dábamos. 
Con tan sólo una mirada nos lo decíamos todo,
antes de que dijeses nada yo ya sabía lo que pensabas o necesitabas.
Se me quedaron en el tintero muchos te quiero 
porque te quise, te quiero y te querré
pues este cariño que te proceso no murió contigo mamá
sigue aquí conmigo tal cual. 

Cuando nos volvamos a encontrar

Cuando nos volvamos a encontrar, te abrazaré y te achucharé como si no hubiera un mañana, cotillearemos de lo que hacen otros y bailaremos al son de la música haciendo nuestras tontunas.

Cuando nos volvamos a encontrar, te contaré que al final hice casi todo lo que tu quisiste hacer, que viví como siempre quisiste mamá, siendo fiel a mi misma.

Cuando nos volvamos a ver te diré lo mucho que te eché de menos, que siempre estuviste presente, que te encontraba en las mariposas que siempre te gustaron y que llevo en mi brazo hasta el día de mi muerte.

Cuando nos volvamos a encontrar, te daré todos los besos y todos los abrazos que se nos quedaron en el tintero, te haré reír como siempre solía hacerlo y te diré lo mucho que te quiero.