Publicaciones

Adiós sin más

Creí que los miedos se apoderarían de mí
que estando contigo dejaría de ser yo
pero me equivoqué…
Sin ti lo extraño es que me hice más fuerte
y aprendí a quererme más,
a darme cuenta que no hay nada que me
haga daño ya. 
Lloré, pero como parte del final 
porque luego me levanté, 
te miré a los ojos y 
te dije adiós, adiós sin más.

Hasta que abrió la boca el chiquillo

Paseando en el supermercado 
entro al pasillo del castigo
cierro un ojo, el otro lo guiño
pues no quiero ver como el chocolate
se me insinúa para ver si lo pillo.

Orgullosa por haber ganado la batalla
me choco con un niño,
¿Qué mono dije yo?
Hasta que abrió la boca el chiquillo. 
¿Me deja paso señora?

¡¡¡¿¿¿SEÑORAA???!!!¡¡¡¿¿¿SEÑORAA???!!!

¿En qué momento de mi vida
pase de ser un lirio
a ser una rosa arrugada y sin brillo?
¿Qué edad te crees que tengo chico?
No se, ¿Unos cincuenta?
Madre del amor hermoso 
casi me da un parraque 
Así que todo digna me dí la vuelta
volviendo al maldito pasillo
miré al chocolate y le dije 
quiero un grano tuyo
a ver si así parezco como el chiquillo, 
rejuvenezco al menos un poquillo. 

Ni siquiera en verso

Tengo miedo a la oscuridad que se ciñe sobre nosotros, a esa que se ha llevado mas de una vida y que sin ningún miramiento se ha cebado con alguna familia, yo solo espero que no le toque a la mía. Tengo miedo de la violencia desmedida, del hedonismo descontrolado, de mi falta de coraje y picardía. Tengo miedo de ver sufrir a la gente en la calle porque no tengo el corazón hecho para semejante tropelía. Pero realmente a lo que tengo miedo es que no estés a mi lado cuando el mundo caiga por no ser más de lo que debería.

Dibujando amapolas

Dibujando amapolas 
siento tu piel de acanto
deslizando mis manos 
noto que estas temblando.

Un rubor se asoma 
cuando a un pecho me voy acercando
un leve gemido declara
que te lo estoy besando.

Sigo el trazo,
por el lienzo avanzo
dibujando flores sobre 
el hermoso manto.

Ultimo pinceladas
perfeccionando el cuadro
llegando a la cúspide 
del frondoso orgasmo.

Pensamientos, hoy no

No deberías ir 
hay demasiada gente,
pues voy a ir
para joderte.

Deberías callar más
estas dando la nota,
¿en serio?
Ahora mismo 
te canto una jota.

No lo estas haciendo bien.
Lo tendré que hacer otra vez
pero esta vez mal 
a ver si me sale bien.

Hablas como un borrego.
Vale bajo el tono
Hola Epi, ¿que tal estás?
¡¡buah me salió acento gallego!!

Sé un poco más….
Para qué me voy a esmerar
si hoy vas a hacer lo que te dé la gana
mejor mañana te manipularé
cuando veas la multa en la ventana. 

Débil estarás
listo para embaucar

¿Cúales son las claves del éxito?

¿Cuáles son las claves del éxito? Esta pregunta me hace mucha gracia porque todo el mundo quiere tener éxito sin trabajar. Dime cuatro claves y ya llegaré. De primeras el éxito es relativo según la persona, lo que para uno es triunfar para otro no lo es. Por ejemplo, para uno quizás su éxito radica en tener una familia y que no le pase nada a ninguno de sus miembros. Para otros se centra más en el ámbito laboral, a lo mejor quieren trabajar en un sitio determinado simplemente sin ninguna pretensión más o lo mismo quieren ser directores o tener su propio negocio. Otros el éxito radica a nivel personal, quieren ser lo mejor para ellos y para los demás, otros buscan el éxito en ayudar al prójimo. En definitiva, hay tanto tipos de éxitos como de personas. La cuestión es que el éxito es aquello que tú quieres hacer o ser, es aquello para lo que has sido destinado ser. No puedes ser lo que otros quieren, ni ser el reflejo de lo que son los demás. Si quieres ser sol y emitir luz, deberás hacerlo desde dentro, conociéndote, para saber cuál es el motor. Necesitas saber cuáles son tus fortalezas y tus debilidades, cómo eres a nivel emocional, profesional y social y para ello, has de probar, equivocarte, superar miedos, prejuicios, lanzarte a lo desconocido. Puedes ser planeta y emitir luz claro que sí, pero esa luz no es real porque no es tuya, no tiene tu marca y más tarde o temprano todo el mundo lo sabe, además nunca tendrá la fuerza que debería tener. Para tener éxito en lo que haces has de ser fiel a ti mismo, ¿qué quiere decir esto? Que no has de contrariarte, has de ser coherente con lo que haces y has de saber que tienes la capacidad para llevarlo a cabo. Has de creer en ti. Pero esto es muy bonito dicho así, luego viene el currárselo. No hay un objetivo alcanzado sin un itinerario y unas metas a seguir. No hay premio sin sudor. Incluso a veces hay que renunciar a algo para alcanzar lo que se quiere.

Siempre hay una parte en la que juega un papel relevante la “suerte”. ¿Qué es la suerte? Eso es otro tema del que hablaré en otro momento. La suerte no es la misma para todos, eso es cierto, por eso hay que contar con esa parte. Dependiendo de la suerte que tengas, tendrás que currártelo más o menos. No es lo mismo nacer en una cuna llena de billetes, que en una vacía. La primera persona se sacará la titulación si quiere, por ejemplo, con cero de dificultades pero la persona que no tiene dinero, tendrá que trabajar primero para estudiar después y si puede hacerlo a la vez, lo tendrá que hacer de ese modo. El caso es que la suerte no es determinante, es una variable a tener en cuenta, nada más, porque el pobrecito puede llegar más lejos que el rico lleno de billetes.

Así que si quieres tener éxito sea cual sea, CONÓCETE y conoce hasta donde están tus límites y trabaja mucho focalizando tu atención en aquello que quieres y si no sabes lo que quieres, no hagas el idiota y vayas como pollo sin cabeza dando tumbos, párate y piensa o busca ayuda, lo psicólogos están para algo más que para poner etiquetas, pero hazlo. Está muy bien probar y debes hacerlo pero como te líes a chupitos vas a pillar una borrachera que no vas a saber donde tienes la nariz. Haz las cosas con conocimiento de causa lebrel. Los grandes genios no son grandes sólo por sus dotes o dones si no porque saben usarlos para llegar a su propósito, trabajando.