Publicaciones

Qué curioso es el amor dependiendo de quién te lo dé

Qué curioso es el amor y cómo cambia 
dependiendo de quién te lo dé.
A mi pareja no le admito que me ponga
la mano en la boca para que me calle
y a mi perro le digo: ¡Ooooh mi bebé!

Si mi pareja se tumba a mi lado con la
barriga al aire, le digo: ¡Anda tápate!
Mi perro hace lo mismo y bueno….
me derrito por él.

Si mi pareja me rompe una camisa 
le pongo fino y en el capitel.
Lo hace mi perrete y…
le compro otro juguete para que juegue con el.

Y si mi pareja se mete en mi espacio 
de la cama, le digo: el sofá prepárate.
Mi perro me puede aplastar la cara 
que estoy en la gloria con el. 

Mirando a las estrellas pensé

Mirando a las estrellas pensé
¿Seremos parte de algo mayor?
Así como los átomos a las células
y las células al organismo,
¿Seremos los glóbulos rojos 
de un vaso sanguíneo?

El Universo es eterno o eso dicen.
Pero, ¿y si simplemente formamos parte 
del plasma?
Así como los lípidos y las proteínas
forman parte del citoplasma celular,
somos pequeños elementos que deben estar.

Que bonito sería saber que aportamos 
nuestro granito de arena. 
Que formamos parte de algo mayor
que tenemos una función 
aunque no nos demos cuenta.

Todo es relativo.
Pensamos que el universo es inmenso
y lo mismo es sólo algo insignificante.
A lo mejor es que nosotros somos demasiado pequeños
como una partícula de aire. 

No supe quererte

No supe quererte...
Quise y en el quise me quedé.
Porque aunque quise quererte,
quererlo no fue suficiente, 
eso hoy lo sé.
Eso sí, te quise.
Y si al quererte como yo quise quererte, 
no pude quererte y te lastimé, 
has de saber que no quise herirte, 
simplemente no supe quererte
como te han de querer.

Quisiera ser

Quisiera correr cual gacela,
quisiera volar como un gavilán.
¡Quisiera, oh cuanto quisiera!
Nacer y volver a empezar.

Aprendí a vivir 
pero ya es tarde.
Los huesos los tengo agarrotados
de tanto trabajar
y el alma me pesa de tanto dar. 

No me arrepiento
pero tarde mucho en rodar,
en darme prioridad, 
en quererme para salir a soñar.

Estoy volando entre las nubes

Hoy, estoy volando entre las nubes
para susurrarles que te digan que todo va bien,
que te echo de menos y 
que añoro tus abrazos, tus besos, tu limpia mirada.
Hoy, estoy volando entre las nubes 
porque quisiera estar más cerca de ti
sentir tu presencia y acariciar tu cara.
Cierro los ojos y ahí te veo…
¡Cómo duele estar lejos de la persona que amas!

Tan cerca y tan lejos,
siempre estarás en mi corazón
allá donde vaya. 

Tiempo de reflexionar

Y ya se ha pasado el verano, en un suspiro. 
Ha sido un año de cambios y muchas emociones
y tocaba parar para pensar como ha ido. 
Todas las experiencias las he puesto sobre la mesa
para reflexionar sobre qué he de aprender de lo vivido.

Las personas que he conocido en el camino
me han echo saber qué es lo que quiero y lo que no.
Aunque algunas de ellas han sido pasajeras, 
cumplieron la función que tenían por destino. 

Los miedos, las inseguridades que aún me quedaban
se esfumaron para no volver,
porque me hice más fuerte
lo que nunca jamás pensé llegar a ser. 

Ahora vibro en una nueva sintonía 
abierta a nuevas posibilidades.
Qué bonita es la vida, 
qué bonito es crecer. 

Mil rosas caen al suelo

Mil rosas se marchitan cayendo al suelo 
y llorando se encuentran todos sus pétalos
al ver que no hay amor en las aceras
y las calles desnudas esperan
a ser llenadas por felices parejas. 

Lloran, por la indiferencia más absoluta 
de padres, amigos, amantes
cuyos egos ganan batallas 
con sus gritos y sus faltas. 

Se olvidaron del amor…
¿O aún hay esperanza?